Dos trabajadoras del periódico Sin Mordaza, que maneja el empresario de medios Carlos Delicia, fueron despedidas por haber denunciado agresiones verbales, insultos y amenazas por parte del dueño de la empresa.

Una de las denuncias, efectuada en sede policial, sostiene que Delicia le “realizó maltratos laborales”, que “bajo amenaza de pegarle le solicitó la renuncia” y luego afirma que “le solicitó en reiteradas oportunidades a este señor que le devolviera sus factureros a lo que se negó, se los sustrajo y la amenazó”. La otra denuncia sostiene que la trabajadora sufrió “amenazas e insultos” debido a un reclamo que había formulado y que si “no daba marcha atrás” “se iba a quedar sin trabajo”.

Luego de estas graves denuncias las trabajadoras fueron despedidas.

Mientras esto ocurre con sus trabajadoras, este empresario -también empleado en la Legislatura santafesina- recibe grandes sumas de dinero público proveniente del Estado. Entre febrero y mayo de este año recibió cerca de $ 125.000 de publicidad oficial -en cheques librados a su nombre, el de su mujer Mónica Oller (quien figura como dueña de la empresa La Red Informativa, editora de Sin Mordaza) y la Red Informativa- provenientes sólo de una de las dos cámaras legislativas provinciales.

Cabe recordar que la APSF viene denunciando ante la autoridad laboral diferentes irregularidades cometidas en esta empresa: existencia de trabajo en negro, salarios por debajo de lo que legalmente corresponde e incumplimientos varios a lo fijado por el marco legal.

Ante la gravedad de los hechos denunciados, la APSF recurrirá a todas las instancias gremiales y judiciales correspondientes para poner fin a estos atropellos por parte de la empresa contra los trabajadores de prensa.