La asamblea de trabajadores de La Opinión resolvió suspender por el momento la medida de fuerza que venía implementándose a raíz del pago en cuotas de sus salarios.

La decisión se tomó en virtud de que la empresa canceló el sueldo adeudado del mes de setiembre. Sin embargo, no hay certezas sobre lo que ocurrirá en los próximos meses con los salarios de los trabajadores ni tampoco se ha presentado documentación contable que demuestre la existencia de problemas económicos como argumenta la empresa.

Ante esta situación de incertidumbre y la escasa predisposición al diálogo por parte de los empresarios, se decidió realizar la semana próxima una nueva asamblea para establecer los pasos a seguir y continuar con la campaña de sensibilización pública para que la sociedad rafaelina esté informada sobre lo que está pasando con los trabajadores del diario.