b_350_0_16777215_00_images_FLYERCabezas.pngEl fotógrafo José Luis Cabezas fue asesinado hace 20 años para silenciar su voz. La violencia homicida es la forma más brutal de callar a los periodistas. Pero no es la única. En nuestros días estamos viendo otras formas menos violentas pero cuyo efecto sobre la diversidad de opiniones es el mismo. 

El despido de periodistas por motivos políticos es una de esas formas. En nuestra ciudad cuatro periodistas santafesinos fueron despedidos de la radio estatal nacional por pensar diferente a principios de mes. Las autoridades locales y nacionales hablan de pluralismo pero la realidad de los hechos es otra. 

La otra forma de achicar la pluralidad es la pérdida de puestos de trabajo. Cada trabajador de prensa, cada fotógrafo, cada periodista, que pierde su trabajo es una voz que se pierde para la diversidad informativa.

La excesiva concentración en un reducido grupo de grandes medios de comunicación es otra forma. El Estado debe actuar decididamente para atenuar el efecto de los cambios tecnológicos que tienden a disminuir la diversidad de voces locales. Afectando la calidad y cantidad de información que la ciudadanía encontrará, particularmente en las provincias. El resultado será más extranjerización. Menos federalismo informativo.

Acto Plaza del Soldado. Ciudad de Santa Fe. Miércoles 25 de enero. 10,30 hrs

Asociación de Prensa de Santa Fe -APSF

Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina Seccional Santa Fe - ARGRA Santa Fe