b_350_0_16777215_00_images_conparana.jpeg

El presidente de la Rural y el empresario rosarino de televisión Ramiro Nieto no pagan los sueldos denunciaron los trabajadores del diario entrerriano.

El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, y el conocido empresario rosarino de televisión Ramiro Nieto no están pagando los sueldos a sus trabajadores de El Diario de Paraná. Por tal motivo, este martes organizaron una protesta en la puerta del tradicional matutino entrerriano. La medida consistió en una olla popular y una feria americana cuyo objetivo fue recaudar fondos para ayudar a sostener a las familias de los trabajadores y hacer pública la situación. Los trabajadores de prensa de Santa Fe, representados por su entidad sindical, estuvimos presentes llevando la solidaridad de todos y el apoyo en este momento tan complicado. Por la APSF estuvieron el secretario general, Pablo Jiménez; el secretario gremial, Alejandro Brittos y el asesor legal Jorge Lucero, quienes se pusieron a disposición de los trabajadores y del gremio hermano de prensa que los representa el SETPYC.  “Etchevehere y Nieto no cumplen con su obligación de pagar los sueldos, mientras sus fortunas siguen creciendo”, reclamaron los trabajadores de El Diario.

Hasta el momento los trabajadores sólo cobraron la mitad del sueldo de marzo y se les adeudan parte de los sueldos de 2016 ya que no se abonaron todos los retroactivos correspondientes firmados en la paritaria del sector. También se adeudan aportes a las obras sociales y previsionales, a pesar que les fueron descontados a los trabajadores.

Luis Miguel Etchevehere, titular de la Sociedad Rural Argentina, y Ramiro Nieto, un empresario rosarino vinculado al negocio televisivo, son dos de los principales accionistas de El Diario de Paraná. Desde la APSF, junto a todos los trabajadores y trabajadoras de prensa de Santa Fe, expresamos nuestra solidaridad y apoyo en esta lucha a nuestros compañeros de El Diario y exigimos a las autoridades políticas y oficiales que actúen con la debida urgencia para acercar soluciones ya que están en riesgo las fuentes de trabajo de más de 130 familias. La clase trabajadora es una sola. Por la defensa del salario, las fuentes de trabajo y las condiciones laborales.